TAREK WILLIAM SAAB
Presente.

Apreciado Tarek:

Recibí su poemario Ángel Caído Ángel. Mucho le agradezco su envío y la cordial dedicatoria que lo acompaña. Siempre recuerdo nuestro primer encuentro, en octubre de 1993, en Miraflores, cuando usted presidia una numerosa manifestación juvenil que iba a reclamar la libertad del Comandante Chávez. Quise recibir una delegación que encabezo usted, acompañado por un apreciado y viejo amigo de los días de Ciudad Bolívar, Francisco Prada Barazarte. Recuerdo su discurso de ese día, poéticamente amenazante y profético.

            Veo que marcha adelante por los caminos afirmativos y tempestuosos de la poesía y la política Mucho éxito.

            Cordialmente, su amigo,

 

RAMON J VELASQUEZ