LOS ESCOMBROS SON NAVÍOS QUE PARTEN


Me privan los espejismos

El desencantoes un infortunio

callado
convalece de una ilusoria
caída

derruido va el leño dentro del humo
así sus cartas
desvanecidas:

De noche
concluye su muro
el corazón sitiado

` (Octubre, 1992)