ORACIÓN DESDE UNA TUMBA DE MADERA


Quiero la alegría de ver a mis padres
vivos

por última vez

y arrojar a su paso
granos de maíz

sin la imagen perforada
del suplicio
la inclemencia
y el temorde aplausos

II

Adiós

padre

tus barbas

blancas serán mi consuelo

en las noches solitarias

amenazando con hacerme

brasa de hielo

en estas lejanas arenas de Dios

III

Adiós

madre

regazo de mis sueños

arroyo para el miedo

que turba mi vigilia

(((adiós a tu mundo solar

donde entro a descansar

arrullado a tu misericordia eterna)))

IV

Quién programa en el mundo terrenal
donde el destino cuece su noria
los desencuentros
las separaciones
las despedidas

Todas tienen un halo

de suave melancolía

al aroma de llovizna

cuando roza la tierra
las flores
el rocío
las tejas

V

Cuando nos despedimos
para no volver jamás

entramos en un bosque
de eucaliptos
de cedros
de pinos silvestres

y emprendemos un viaje
sin retorno
al paraíso

VI

(((Atrás
el humo
expansivo
de las fogatas

atrás
el misterio marcado
de un futuro
señalado por la desdicha

VII

atrás
la vasta soledad
de las tinieblas
atrás
una caverna de nómadas
sus varas incendiadas al viento

atrás
el eco insondable de las rocas

VIII

atrás
el ocaso de un porvenir que nunca llega

atrás
la fría llovizna
el dolor infinito
de una trunca
madrugada

IX

atrás
más atrás aún todavía

cegados por la oscuridad de unos ojos
la memoria de un reino
crucificado
por las tumbas)))