SECRETOS Y NO FLORES EN EL CAMPOSANTO


Corté mi cara

El óvalo derecho
es una cicatriz que muerde
otra orilla

Lo que veo
conoce su señal:

aclaro la belleza
dando un molde al horror…

Ejecuto por dentro la navaja
y soy feliz

reinicio un nacimiento
callado

A solas puedo ser lo imposible
me divido
y viajo lejos

soy desde esa rajadura
(sueño) lo que no es
lo que nunca será