TERCER EJÉRCITO


Porque somos custodia de lo que vendrá

nadie imagina el guardián que llevamos
colgado en la sien

Yo envío esta hoja mojada como apuesta
mortal
en medio de la gran oscuridad
alzado a 500 metros sobre el nivel del dolor

Nuestro presagio cabalga
dentro de una espesa llanura
protegidos desde algún lugar
por alguien que no ve

nos queda poco tiempo

y algo indescifrable nos invita a no morir